Bienvenidos
Buscar:
(Paúl Bersebach/The Register)
Amaris Cabral, una niña ciega de tres años, se ríe mientras hace pizzas con su hermano, Isaiah, de siete años, en el Prego Ristorante de Irvine, el jueves de la semana pasada.

Pequeños, ciegos y ansiosos por cocinar pizzas

| Imprime | Envía
Reportero de Excélsior

La niña dio una palmada con las manos en la bola de masa.

“¡Voy a hacer una pizza gigante!”, dijo.

Luego, con el sombrero de un cocinero y un delantal blanco, Hope Phillips, de seis años de edad, moldeó la masa con sus pequeños dedos.

“Se siente suave y blando, frío y todo”, dijo Hope, con la nariz salpicada de harina.

Al poco tiempo, la masa fue cocinada a 700 grados, con leña en un horno de piedra. En pocos minutos, Hope se estaba comiendo su propia y singular obra maestra: una pizza de brócoli.

Cuando llegó, Hope había cortado dos piezas.

“Esto es bueno”, dijo entre bocado y bocado. ”¡Me encanta la comida!”

Hope, quien tiene una discapacidad visual, fue una de los 18 estudiantes del Centro de Aprendizaje para Niños Ciegos de Santa Ana, que pasó parte del jueves en un viaje de campo a Prego Ristorante de Irvine. Allí, los niños recibieron una lección práctica en la cocina.

Las actividades táctiles son cruciales para el desarrollo de los niños con discapacidad visual. Ellos dependen en gran medida de sus sentidos no visuales, para poder experimentar lo que la gente puede ver y da por sentado.

Isaiah Adkins, de cinco años, cuyos ojos fueron severamente dañados cuando fue sacudido violentamente a la edad de siete meses en un incidente que hizo que su cerebro se hinchara y casi lo matara, había estado esperando la aventura de cocinar la pizza durante toda la semana, dijo su padre, Joey Rodríguez, de Orange.

“¿Qué quieres en tu pizza?”, preguntó Rodríguez a su hijo el jueves.

“Pepperoni”.

“¿Cualquier queso?”, preguntó su padre.

“Queso String”.

Isaías sólo puede ver las cosas de cerca con su ojo izquierdo, y también tiene una visión de túnel, dijo Rodríguez. Los médicos dicen que es demasiado pronto para saber si su visión se puede corregir con cirugía.

La salida a Prego, un establecimiento de alta cocina con una barra de deportes, fue una de las varias “aventuras y aptitudes para la vida” que tienen regularmente los niños en el Centro de Aprendizaje para Niños Ciegos, dijo Carolyn Baker, directora de desarrollo de la escuela, que atiende anualmente a alrededor de 375 estudiantes desde el nacimiento hasta los 21 años de edad, con clases en el centro y programas en el hogar.

El jueves por la mañana, antes de que el restaurante abriara sus puertas para el almuerzo, el chef ejecutivo de Prego, Ugo Allesina, trabajaba en las mesas, enseñando pacientemente a los niños a formar la masa en círculos planos y cubrirlos con la salsa y el queso mozzarella.

Hope era la única niña en aventurarse más allá del puro queso, con su elección no convencional de relleno de brócoli.

Los mellizos Keilani y Makayla Sullivan, de cuatro años de edad, se sentaron uno al lado del otro, mientras trabajaban calladamente en sus almuerzos.

Nacido prematuramente a las 27 semanas de gestación, Makayla desarrolló Retinopatía del Prematuro (ROP), que en los casos graves puede conducir a la ceguera. Un implante quirúrgico mantiene la retina en su ojo izquierdo; Makayla lucha con profundidad de percepción y un estrecho campo de visión, dijo su madre, Trisha Sullivan, de 37 años, residente de Lake Forest.

“La escuela es grandiosa al dar a estos niños experiencias que son táctiles”, dijo Sullivan. ”No sería tan funcional como lo es ahora, si no fuera por esta escuela.”

Braydon, un niño de cuatro años (sus padres no quisieron revelar su apellido), se divirtió transformando su masa y la salsa en una consistencia fibrosa.

“¡Es resbalosa!”, dijo Braydon.

Y agregó: “Oh, oh, quiero lavarme las manos”.

Amaris Cabral, de tres años, tiene mala visión en un ojo, lo que ha dado lugar a retrasos en el desarrollo de sus habilidades motoras, dijo su madre, Laura Cabral. Lleva un parche en el ojo sano, para ayudar a su mejorar la visión en su ojo más débil. El parche a veces la hace consciente de sí misma en torno a sus compañeros videntes, dijo su madre.

“Una actividad como ésta es muy buena”, dijo Laura Cabral. “Estar cerca de otros niños que tienen problemas de visión, la hace sentir normal”.

Las pizzas finalmente llegaron para Keilani y Makayla. Los gemelos idénticos la tomaron.

“¡Está caliente!”, dijo Makayla.

Le dieron a la pizza un gran pulgar hacia arriba. ¿Les guardaron algunas rebanadas a sus padres y hermano mayor?

Con la boca llena, el ojo derecho cubierto por un parche con mariposas rosadas, Makayla negó con la cabeza.

No, dijo Makayla. Hoy no.


Ver archivos de 'Noticias' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT