Bienvenidos
Buscar:
(Leonard Ortiz/The Register)
Guillermina Reyes, a la derecha, abraza a una joven cuyo el cuerpo de su padre ayudó a mandar a México después de que falleciera.

Las caras de la inmigración: Una mujer ayuda con hacer llegar a los muertos a sus tierras natales

| Imprime | Envía
Reportera de Excélsior

Este perfil es parte de una serie continua sobre la población local, que describe cómo la inmigración, documentada e indocumentada, ha afectado sus vidas


ORANGE Las parejas planean bodas. Los adolescentes y sus familias, los elaborados arreglos para las quinceañeras o para los “dulces dieciséis”. Pocos, sin embargo, preparan funerales, especialmente para aquellos que desean regresar a su tierra natal ya muertos.

Fue entonces cuando Guillermina Reyes dio un paso. A sus 46 años de edad, con una voz fuerte y una sonrisa deslumbrantemente blanca, se ha convertido en la persona a la que vas cuando muere un ser querido en la comunidad local de inmigrantes mexicanos.

Antonio González, que visita a Reyes todos los días en su restaurante El Moctezuma en Orange, dijo que no pasa un mes sin que una persona llegue al restaurante a pedir a la fuerte mujer que le ayude con un fallecido.

“Ella es el ángel de la gente”, dijo González, quien trabaja en un salón de belleza y tiene a Reyes como una de sus clientes.

Originaria de Oaxaca, México, Reyes posee y opera el restaurante de comida mexicana como su trabajo de día. Ella se pasa el resto de su tiempo orientando a las familias que han perdido a alguien, haciendo los arreglos para que el fallecido llegue de manera segura a México y a tiempo para el funeral y el entierro. Ella es la mano logística y presta apoyo emocional a los dolientes, entre las viudas, las madres y los niños que tienen que lidiar con el proceso burocrático de la repatriación de un cuerpo de regreso a México.

“Nadie está preparado para la muerte”, dijo Reyes. “Es difícil. Le digo a la gente que no se preocupen. Les doy mi palabra de que el cuerpo llegará hasta la puerta de su casa”.

Reyes está ahí cuando el cuerpo sale de la casa de una afligida madre a la funeraria. Se coordina con los funcionarios en México para asegurarse de que el cuerpo llegue de manera segura. Ella inicia una colecta para ayudar con los gastos del funeral. Al mismo tiempo, llama a la familia, los invita a cenar y les pregunta si necesitan que haga cualquier otra cosa.

“Es un reto para mí”, explicó Reyes. “Yo no lo hago porque me gusta. Lo hago porque es una necesidad en la comunidad”.

Si ella no está en su restaurante, está normalmente corriendo con un teléfono celular en la mano, haciendo llamadas a las funerarias locales, hablando con los funcionarios en pequeños pueblos mexicanos, o haciendo fichas de mantenimiento en cuanto a si el cuerpo ha pasado por la aduana.

La madre de dos hijos - un niño de seis y el mayor de 27 años de edad, - reconoce que ha ayudado a cerca de 60 familias a repatriar a sus seres queridos a México en los últimos diez años. La mayoría son devueltos a sus ciudades de origen en el estado de Oaxaca, de donde ella es originaria. Reyes dijo que salió de Oaxaca hace 16 años a Santa Ana, donde ahora reside con una visa de trabajo.

Reyes es también una líder de una asociación de su ciudad natal, representando a Oaxaca.

Mientras que otros líderes de la asociación mexicana de su ciudad natal se dedican a la preservación del patrimonio cultural y la ecología en sus aldeas de origen, Reyes es conocida como una especie de ayuda con todos los trámites legales, como una planeadora posterior a la muerte. Se ha sabido que otros líderes de la asociación la llaman, para pedirle ayuda con el envío de un cuerpo a sus compañeros de otras ciudades de Oaxaca.

Por lo general, todo comienza con una llamada telefónica nocturna. Reyes de inmediato visita el hogar de la familia, no importa la hora. El fallecido está generalmente todavía en la casa.

Abrazos y condolencias que se intercambian, y de pronto, comienza la avalancha de llamadas a celulares. En primer lugar a las funerarias que sabe que ofrecen una tarifa económica, tal vez de 2,500 en lugar de los 10,000 habituales para la preparación y el envío. Ella está allí cuando los funcionarios recogen el cuerpo, para asegurarse de que el proceso se realice con facilidad y que un ser querido tiene alguien con quien llorar.

La siguiente parada es la oficina del Consulado Mexicano en Santa Ana, donde los funcionarios ofrecen ayuda financiera para compensar el costo de la funeraria y el envío para quienes demuestren bajos ingresos y posean la nacionalidad mexicana. Reyes explica a las familias la documentación que probablemente necesitarán traer a la oficina del Consulado para llenar la solicitud de ayuda.

Desde enero de este año a principios de mayo, 39 personas han calificado para el programa de ayuda financiera del Consulado Mexicano de Santa Ana, según las estadísticas del Consulado.

Si la familia no tiene dinero suficiente para enviar un cuerpo de regreso a México, Reyes organiza colectas para las familias.

Ernestina Chávez hizo su llamado a Reyes a las cuatro de la madrugada, después de que su esposo, Domingo Aragón, murió de cáncer de vejiga en marzo.

“No tuvimos que pagar un centavo”, dijo Chávez sobre la repatriación de su marido a México. “No sabíamos qué hacer... a que funeraria ir para poderlo llevar de regreso a casa. Ella se fue con nosotros a la funeraria. Nos llamaba para ver cómo estábamos y si necesitábamos algo. Nos preguntó si queríamos ir a comer algo a su restaurante. Nos informó cuando el cuerpo llegó a Oaxaca. Nos dijo que no nos preocupáramos, que ella se ocuparía de todo. Y lo hizo ”.

Chávez, de 50 años, dijo que trató de pagar a Reyes por su tiempo y servicios. Reyes se negó.

Reyes dijo que nunca ha sido pagada por lo que hace.

“No hay un pago para hacer esto, pero sí hay una gran necesidad”, dijo.

Sin embargo, su salud ha pagado el precio. El mes pasado, Reyes sufrió un ataque de pánico. Ella sufre de depresión y ansiedad, según dijo.

“Es terriblemente estresante”, dijo. “Estoy contenta cuando el cuerpo llega por fin a su destino”.

Sin embargo, ella dijo que no se detendrá.

“Es muy difícil. Es muy difícil decir que no”, dijo. “No se puede negar a la gente tu ayuda”.



Ver archivos de 'Portada' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT