Bienvenidos
Buscar:
(Mark Henle/AP)
De derecha a izquierda: Hugo Sánchez, Daniela Cruz y María Castro, reaccionan a la noticia, por parte del presidente Barack Obama el viernes pasado, de que ya no se deportarán a los estudiantes indocumentados que cumplan con ciertos requisitos y los cuales tal vez podrán trabajar en el país.

Orden ejecutiva de Obama un triunfo para estudiantes indocumentados

| Imprime | Envía
Reporteros de Excélsior

El gobierno de Obama anunció que dejará de deportar a los jóvenes indocumentados y en su lugar, ofrecerá permisos de trabajo para algunos


Los oficiales de inmigración detendrán la deportación de algunos jóvenes que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños y se quedaron ilegalmente, según anunciaron funcionarios del Departamento de Seguridad el viernes de la semana pasada.

Aquellos que se han mantenido fuera de problemas con la ley y cumplen con otros requisitos también serán elegibles para un permiso de trabajo, de acuerdo con una declaración escrita por los funcionarios de inmigración.

El cambio de política se hará efectivo inmediatamente y es probable que se beneficiarán alrededor de 1.4 millones de niños y adultos jóvenes - el 70 por ciento de ellos nativos mexicanos - que viven sin documentos en este país, de acuerdo con el Pew Hispanic Center. Eso es aproximadamente el 12 por ciento de los 11.2 millones de personas que se estima están en el país sin documentos desde 2010, según los datos del centro.

La medida implementa algunas de las metas del Dream Act, una ley que daría a algunos estudiantes y aspirantes a militares que se encuentran sin documentos en el país una oportunidad de residencia legal, pero que nunca ha sido promulgada.

El presidente Barack Obama dijo en una rueda de prensa por la mañana del viernes que el movimiento modifica la ley de inmigración para que sea “más imparcial, más eficiente, más justa. Específicamente para ciertos jóvenes, a veces llamados Dreamers (Soñadores en español)”.

“Un año y medio atrás, los demócratas aprobaron el Dream Act en la Cámara, pero los republicanos lo rechazaron... tiene 55 votos en el Senado, pero los republicanos lo bloquearon”, dijo Obama. “El proyecto de ley no ha cambiado realmente, la necesidad no ha cambiado y sigue siendo lo correcto a hacer, pero lo único que al parecer ha cambiado es la política”.

“Son estadounidenses en sus corazones, en sus mentes, en todos los sentidos, pero no en el papel... Pónganse en sus zapatos. Imaginen que han hecho todo bien toda la vida. Estudiado mucho, trabajado duro, tal vez incluso se graduaron con honores de su clase... y de repente se enfrentan a la amenaza de la deportación “, dijo.

El anuncio fue recibido con aplausos por parte de algunos jóvenes del condado de Orange, que se verán favorecidos por la nueva política. El cambio de política también provocó la indignación de los activistas en contra de la ley de inmigración, que están acusando a Obama de eludir al Congreso para complacer a los electores latinos y conseguir sus votos.

La decisión se produce en un año electoral y una semana antes de que Obama se reúna con líderes latinos en la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados de la Florida, de acuerdo con The Associated Press

Jorge Gutiérrez, de 28 años de edad y residente de Santa Ana, apenas se oía entre los vítores, aplausos y el entusiasmo general de un grupo de jóvenes en un retiro de verano Dreamer de Los Ángeles. Muchos de ellos, incluyendo a Gutiérrez, se beneficiarán de la nueva política, dijo.

Gutiérrez se graduó de la Universidad Cal State de Fullerton con un título en inglés, pero no pudo iniciar su carrera porque está en el país sin documentos.

“Es una victoria”, dijo. “Le va a dar un alivio increíble a una gran cantidad de jóvenes indocumentados, a pesar de que no es el Dream Act completo, es un paso en la dirección correcta”.

Gutiérrez fue rodeado por más de 140 jóvenes que se reunieron en Los Ángeles para una conferencia sobre el tema.

Brbara Coe, que encabeza el grupo de antiinmigrantes indocumentados California Coalition for Inmigrant Reform en Huntington Beach, dijo que el presidente había excedido su autoridad por eludir el Congreso.

“Vamos a estar empujando esto con nuestros funcionarios electos”, dijo. “Este es un acto que debería haber sido aprobado por el Congreso y, por supuesto, es historia pasada, Obama sabe que los ciudadanos estadounidenses siempre han derrotado los esfuerzos por una amnistía y lo volverían a hacer. Y ahora ha optado por eliminar esa oportunidad”.

Gutiérrez dijo que está de acuerdo en que el esfuerzo es un movimiento político.

“Somos plenamente conscientes de que es política, pero de todos modos es bienvenido”, dijo. “También entendemos el impacto que tendrá con los jóvenes indocumentados”.

Poco después del anuncio, políticos del condado de Orange enviaron comunicados declarando su apoyo u oposición.

La congresista Loretta Sánchez, demócrata de Santa Ana, definió la acción de Obama como audaz y sin precedentes.

“Muchos jóvenes no son capaces de graduarse y vivir sus vidas debido a que han estado en las sombras de nuestra sociedad, con el temor a la deportación siempre en su mente”, dijo Sánchez en una declaración escrita. “Ahora, esto proporcionará a los estudiantes la oportunidad de devolver algo a la comunidad y al país que conocen tan bien”.

La congresista Dana Rorhbacher, republicana de Costa Mesa, dijo que la medida envía un mensaje equivocado, diciendo que los infractores serán recompensados.

“El Presidente acaba de enviar un mensaje a todos los inmigrantes ilegales potenciales de todo el mundo de que está bien traer a sus hijos a los Estados Unidos y romper la ley estadounidense”, dijo en una declaración escrita. “Este anuncio es una bofetada en la cara a todos aquellos que siguieron la ley y esperaron en la fila y los que todavía están esperando para venir a los EE.UU. legalmente. Sus familias no van a ser atendidas. Son los infractores los que están siendo recompensado por este presidente”.

La secretaria del DHS, Janet Napolitano, destacó la importancia de la nueva política en una declaración escrita.

“Las leyes de inmigración de nuestra nación deben ser aplicadas en una manera firme y sensata”, dijo Napolitano. “Pero no están diseñadas para ser aplicadas a ciegas, sin consideración a las circunstancias individuales de cada caso. Tampoco están diseñadas para enviar jóvenes en etapa productiva a países donde no han vivido y ni siquiera hablan el idioma. La discreción, que se utiliza en otras tantas áreas, está especialmente justificada aquí”.

Bajo la nueva política, los que son elegibles deben demostrar que cumplen los siguientes requisitos:

-Haber llegado a los EE.UU. cuando menos a los 16 años de edad.

-Haber residido continuamente en los EE.UU. por lo menos cinco años antes de la fecha del cambio de política y el presente en la fecha del cambio.

-Estar actualmente en la escuela, haberse graduado de la escuela secundaria, haber obtenido un certificado de educación para el desarrollo general o ser veterano con baja honorable de la Guardia Costera o la Fuerza Armada de los Estados Unidos

-No haber sido condenado por un delito grave, un delito menor significativo, delitos múltiples menores, o de otra manera que represente una amenaza para la seguridad nacional o seguridad pública

-No tener más de 30 años de edad.

Roy Beck, presidente del grupo de control migratorio NumbersUSA de Washington, DC, llamó a la nueva política una medida inconstitucional y que perjudicará a los estadounidenses desempleados.

“El presidente Obama frustró la voluntad del Congreso y ha puesto por debajo a los 20 millones de estadounidenses desempleados, al anunciar que va a conceder permisos de trabajo a 2-3 millones de trabajadores sin documentos”, dijo Beck en una declaración escrita. “El Congreso en tres ocasiones rechazó la amnistía Dream Act, en parte para ayudar a los trabajadores desempleados nacidos aquí o que vinieron aquí legalmente”.

Tony Ortuño, un joven de 22 años de edad que vive en Anaheim, dijo que sabe que su vida será mejor ahora a causa del cambio.

Ortuño, originario de Guerrero, México y quien está viviendo en los EE.UU. sin documentos, dijo que es un paso en la dirección correcta.

“Es increíble”, dijo. “Es un gran hito”.

Gutiérrez fue traído a los EE.UU. cuando tenía dos años de edad.

Activistas a favor de las personas sin documentos y legisladores que simpatizan con su causa, han sostenido que muchos de estos jóvenes fueron traídos a temprana edad y no deben ser castigados por un acto en el que no pudieron decidir.

“Ese no es nuestro problema”, dijo Coe. “Esta es la responsabilidad de los padres. No debe ser una carga para los ciudadanos estadounidenses legítimos. La conclusión es que terminamos sacrificando la educación para nuestros niños que son ciudadanos y los empleos para nuestros ciudadanos estadounidenses”.

Si bien la nueva política entra en vigor inmediatamente, se espera que el Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos comience la ejecución de los procesos de aplicación en un plazo de 60 días.



Ver archivos de 'Noticias' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT