Bienvenidos
Buscar: Sitio   Internet accionado por google
WILLIAM WILSON LEWIS III, THE PRESS-ENTERPRISE
Los incendios incontrolables como éste, el cual afectó a 1,100 acres en Oak Glen en el 2009, se han hecho más frecuentes con el cambio climático, dijeron funcionarios del departamento de bomberos.

CAMBIO CLIMÁTICO: Organismos esperan lo peor – y hacen planes para eso

| Imprime | Envía
JANET ZIMMERMAN/THE PRESS-ENTERPRISE
:
Incendios, escasez de agua y comida, además de enfermedades nuevas es lo que se espera con el cambio del clima

Expertos predicen que el cambio climático, además de causar olas de calor más largas y más feroces y una humedad más elevada, traerá consigo un aumento en la cantidad de virus y bacterias que causan enfermedades.

Los especialistas en enfermedades infecciosas que tienen que lidiar con esos efectos en la salud han logrado tener una visión previa no planificada al enfrentar la pandemia de la influenza H1N1 del 2009 – 2010 y la epidemia de tos ferina que le siguió pocos meses después.

Para el Dr. Kalvin Yu, jefe regional del departamento de enfermedades infecciosas en el Sur de California para Kaiser Permanente, las señales visibles de los brotes de enfermedades – filas en las salas de emergencia, escasez de camas y la necesidad de hacer análisis de datos para trazar las tendencias – es apenas una señal leve de cómo podría llegar a ser el futuro bajo la sombra del calentamiento global. El aumento en el calor y la humedad que se espera en la región del Inland podría hacer que existiera el escenario para más brotes de enfermedades.

“Con cosas como ésta se puede esperar que aumenten las tasas de visitas a las salas de emergencia y a las salas de cuidados de urgencia”, dijo Yu, quien ayudó a formar el centro de comando para emergencias de Kaiser para los brotes de gripe y de tos ferina. “En términos del aumento del calor, es muy significativo la existencia de ramificaciones de las enfermedades infecciosas”.

La salud es uno de los más grandes componentes del cambio climático, pero la seguridad pública también constituye una parte significativa de los planes de las agencias locales, incluyendo los departamentos de bomberos y las agencias responsables del suministro de agua.

Un informe del estado reciente, “Nuestro Clima Cambiante 2012”, advirtió acerca de lo que se espera que traiga consigo el cambio climático: olas de calor más pronunciadas e incendios de vegetación incontrolables, una caída en la calidad del agua, costos más altos para la energía, escasez de comida y más enfermedades infecciosas, especialmente en las comunidades de las minorías y los que tienen bajos ingresos y entre las personas que tienen sistemas inmunológicos débiles.

No ha sido difícil imaginar las olas de calor. Con una temperatura promedio de 77.6 grados, julio fue el mes más caluroso que se ha registrado en los Estados Unidos. El récord previo de 77.4 grados fue registrado en el Dust Bowl de 1936, de acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. La temperatura del pasado mes de julio fue 3.3 grados más cálida que el promedio del siglo 20 en el área continental de los Estados Unidos.

A principios de este mes, el muy conocido científico del clima James Hamsem, del Instituto Goddard para los Estudios del Espacio de la NASA en New York, dijo que la nueva investigación conecta las tres olas de calor más recientes con el calentamiento global: la devastadora sequía en Texas – Oklahoma del año pasado; las olas de calor en Rusia y el Oriente Medio en 2010 que causaron la muerte de miles de personas; y la ola de calor Europea del 2010 a la que se culpó de cientos de miles de muertes.

Bajo el cambio climático, con toda seguridad la vida cambiará para los residentes del Inland, dijo Robert Allen, profesor asistente de climatología en la Universidad de California, Riverside.

“Con un aumento en las olas de calor, eso no va a ser algo muy placentero, va a limitar las actividades al aire libre, posiblemente amenazaría la vida de los ancianos, de la gente que no tiene acceso al aire acondicionado. Eso va a hacer que las cosas sean mas incómodas”, dijo.

“El cambio climático también está asociado con un aumento en la cantidad de vapor de agua en la atmósfera, y eso va a inhibir la habilidad del cuerpo para refrescarse a si mismo”, agregó Allen.

Construído en base a la experiencia

El doctor Yu está listo.

El concepto que el equipo del centro de comando usó para los brotes de gripe y de tos ferina es parte del escenario de la red para el día del juicio final. Aparte de los proveedores del cuidado de la salud, el equipo incluye un equipo de apoyo para asuntos como acomodar al exceso de pacientes en otros hospitales de Kaiser y el mantener suficientes máscaras para los respiradores en el almacén, dijo Yu.

Yu espera ver un enfoque similar para manejar los peores efectos de un ambiente cambiante, que incluyen brotes de enfermedades virales y bacterianas. Dependiendo de cómo sean los cambios, no hay nadie que sepa con toda seguridad como serán las cosas.

El sur de California puede que vea más casos de malaria y dengue si aumentan el calor y la humedad, afirmó.

“Los hospitales necesitan hacer un buen archivo de sus infecciones y… establecer un punto de referencia para la posibilidad de que el cambio climático aumente la prevalencia de ciertas infecciones”, dijo Yu. “Si uno conoce el punto de referencia y observa un incremento, ya de por si se logra obtener una advertencia de que algo está sucediendo. Uno necesita ser capaz de actuar de un día para otro”.

El aumento en el uso del aire acondicionado y las unidades de enfriamiento, donde se forma condensación y se acumula el polvo, puede causar la enfermedad del Legionario y la neumonía, especialmente en quienes tengan un sistema inmune débil, los ancianos y los muy jóvenes, afirmó.

Con un aumento en los incendios de vegetación, el suelo puede secarse y las partículas volarían en el aire, llevando consigo las esporas del hongo que causa la fiebre del valle, que ocasiona fatiga y tos y que puede empeorar hasta conducir a una infección fatal.

Las minorías son más susceptibles ante la fiebre del valle.

“Estamos siguiendo estas infecciones con informes médicos electrónicos y estamos registrando y siguiendo el uso de antibióticos de forma tal que no causemos la aparición de bacterias resistentes a los antibióticos”, dijo Yu. “Mucha de esta actividad requiere de pensar con anticipación y prevención”.

El asma y los problemas cardiacos también podrían ser resultado de la contaminación causada por un aumento en los incendios de vegetación, según dicen los expertos.

Incendios ‘sitiados’

El departamento de bomberos de California ya ha visto un aumento en los incendios mortales y destructivos que se atribuyen al cambio climático, dijo Janet Upton, portavoz de Cal Fire.

La agencia ha estado siguiendo las estadísticas en los incendios más grandes en California desde finales de la década de los años 20 y encontró que los incendios más grandes sucedieron con una tasa de uno por cada década, hasta 2002. “En ese entonces fue una locura, 11 de estos fuegos grandes en una sucesión rápida”, dijo Upton.

La mitad de los 20 incendios más grandes sucedieron en la década pasada.

La temporada de incendios en California es ahora dos meses más larga de lo que solía ser y, en el Sur de California, están sucediendo durante todo el año.

El cambio climático ha traído consigo sequía, lo cual afecta a los árboles y los hace susceptibles a las plagas y las enfermedades. Ellos se han estado muriendo y convirtiéndose en combustible para los incendios.

Pero el cambio climático no está relacionado solamente con el calentamiento. También tiene que ver con los extremos en el clima. En 2008, una tormenta eléctrica cerca de Monterey (en el centro de California) hizo que 8,000 rayos tocaran tierra y generaran 2,000 incendios simultáneamente, dijo Upton.

“Eso fue algo sin precedente. No habíamos visto algo similar en casi cuatro décadas de recolección de datos e informes, no de esa magnitud o duración”, dijo Upton.

Esos eventos “sitiados”, caracterizados por muchos incendios grandes y dañinos, solían ser algo que los bomberos presenciaban quizás sólo una vez durante su carrera.

“Mi generación ha presenciado una docena, 15 incendios catastróficos en nuestras carreras profesionales”, dijo Upton, quien se unió al departamento a mediados de 1980.

Añadió que los eventos catastróficos sucedieron en 1999, 2003, 2007 y 2008. La amenaza del cambio climático ha forzado a Cal Fire a tomar medidas agresivas, enfocándose en mantener su exitosa tasa de ataques iniciales.

Los expertos miden las condiciones climáticas dos veces al día y pueden predecir las condiciones climáticas extremas con 48 horas de anticipación, y se usa para dictar cual es el equipo y la respuesta ante la situación, dijo Upton.

Cal Fire también confía en los acuerdos de ayuda mutua con otros departamentos en todo el estado y cuenta con los residentes para que corten sus arbustos y formen un espacio de defensa alrededor de sus casas.

“Es una lucha para lograr que la gente preste atención”, dijo ella. “Nos hemos puesto agresivos al tratar de lograr que el público preste atención a lo que decimos, que reconozcan que el vivir en California conlleva la responsabilidad de reconocer que somos propensos a sufrir una amplia gama de desastres. Es responsabilidad de cada uno preparar sus hogares y sus familias para ello”.


Ver archivos de 'Inland Empire' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT