Bienvenidos
Buscar:
(Nick Koon/Register)

Frunciendo los labios: los limones Meyer son un complemento adictivo

| Imprime | Envía
Reportera de Excélsior

Lástima del pobre cocinero que no tiene un pedazo de tierra. Mi casa, que está a cinco cuadras de playa se quedan corta en la materia. Con el objetivo de utilizar cada centímetro del área de cultivo, hace un año sacamos el árbol de laurel de la parcela de cinco pies, que da a la ciudad en el callejón detrás de nuestra morada.

En su lugar se plantó un árbol de limones Meyer. Pensé que iba a florear con rapidez, por lo que opté por ahorrar un poco de dinero y compré una planta inmadura. No ha crecido ni un centímetro de altura, pero las ramas se hunden por el peso de sus orbes abundantes. Sólo un pie de altura, ha producido más de 30 limones llenos de jugo.

Sospecho que todo el que posee un árbol de limones Meyer valora cada limón. A menudo más esférico que la variedad Eureka más común, Meyers tiene una piel más delgada y más brillante de color amarillo. Su aroma y sabor con un toque de mandarinas dulces.

Se trata de un híbrido (un cruce entre un limón y ya sea una naranja común o una naranja mandarina), traído de China a los Estados Unidos en 1908 por Frank Meyer, un empleado del Departamento de Agricultura de EE UU.

Durante años no fueron fáciles de encontrar fuera de California, y la mayoría parecía ser cultivadas en ambientes residenciales. Ahora se cultivan comercialmente en Texas y Florida, así como en California, en gran parte debido a la demanda creada por los chefs.

Alice Waters, propietaria y chef fundadora del legendario restaurante Chez Panisse de Berkeley (ella es a menudo descrita como la madre de la cocina californiana y creadora del programa Edible Schoolyard), ha promocionado los limones Meyer para su uso en todo, desde bebidas hasta postres, y desde entradas hasta las salsas para ensaladas.

“Para aquellos que nunca han probado”, Waters escribe en “Chez Panisse Fruit” (Harper Collins, $ 34.95 dólares), “nuestra insistencia recurrente en los limones Meyer puede parecer una irritante excentricidad de California, pero no sé de muchas personas que lo hayan intentado sin quedar atrapados.

“Los limones Meyer maduros son más dulces que otros limones, y la piel tiene un aroma floral característico.... En el restaurante le añadimos unas gotas de limón a un plato de forma casi automática, para aumentar el sabor o acidez”.

Los limones Meyer pueden ser utilizados en muchas de las mismas formas que los limones normales, pero hay que hacer concesiones a su menor acidez. Entonces, al sustituir los limones Meyer por los limones Eureka más comunes, si la receta requiere entusiasmo, agregue un poco más de entusiasmo Meyer. Y si usted está apuntando a hacer un pastel o tarta, o digamos un pastel de merengue de limón, es posible que desee utilizar el jugo de un Eureka, o use mitad de Eureka y mitad de Meyer.

Limones Meyer 101

Disponibilidad comercial: Los limones Meyer domésticos están disponibles desde mediados de octubre hasta marzo (a veces se extienden hasta mayo). La temporada pico es de diciembre a febrero. Nueva Zelanda importa Meyers, disponibles de septiembre a principios de octubre.

De compras: Elija los limones que se sientan pesados para su tamaño, con la piel de colores brillantes. Refrigere hasta tres semanas. O almacene a temperatura ambiente hasta por una semana. Busque los limones Meyer en mercados de agricultores y algunos supermercados con grandes secciones de especialidades.

Cáscara: La cáscara, la parte de color de la piel sin la parte blanca que se encuentra debajo de ella, está llena de aceites aromáticos. Si utiliza la cáscara, retírela de la fruta lavada (antes de exprimirla), ya sea con un pelador de verduras, rallador, quita cáscaras (una herramienta con varios pequeños agujeros que cortan tiras delgadas de cáscara) o un Microplane.

Jugo: A temperatura ambiente los limones producen más jugo. Enjuáguelos bien. Para producir tanto jugo como sea posible, antes de partirlos ruede el limón sobre una superficie plana, mientras presiona firmemente con la palma de su mano.

A la parrilla: Asar los limones le da al jugo un aroma ahumado atractivo, corte los limones por la mitad, unte la superficie del limón partido con un cepillo con aceite de oliva y póngalos en la parrilla hacia abajo sobre una rejilla limpia, hasta que se marquen las líneas oscuras de la parrilla, por alrededor de dos minutos. Asegúrese de dejar que se enfríe el limón, antes de ser exprimido sobre el plato.

Vinagretas simples: Haga una vinagreta de limón perfecta para vegetales. Utilice verduras con “actitud”, como arúgula o mesclun (mezcla de lechugas bebé). Cubra ligeramente con aceite de oliva extra virgen, revuelva, luego exprima un poco de jugo Meyer. Mezcle de nuevo, sazone con sal y pimienta, luego cubra generosamente con virutas delgadas de queso parmesano. El perfume del limón naranja hace de estos vegetales algo singular.

¿Demasiado?: Llena una bandeja de plástico flexible de cubitos de hielo con el jugo. Cubos de jugo congelado son muy prácticos y una fuente de jugo de limón durante el año. Una vez congelados, los cubos se pueden sacar en grandes bolsas de plástico con cierre para congelar.

Si la temperatura de congelación lo permite, corte los limones por la mitad, ahueque y congelar en bolsas de plástico con cierre. Pueden servir como recipientes para porciones individuales de sorbete o helado de limón.


Ver archivos de 'Nuestro Hogar' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT