Bienvenidos
Buscar:
NICK AGRO/OC REGISTER
Todd Irving, director de la Escuela Intermedia Spurgeon en Santa Ana de pie en el área “C Quad”, una zona abierta que Irving describe como “una atmósfera universitaria”. En el 2013 problemas de comportamiento de los estudiantes aumentaron al punto que algunos maestros presentaron una queja de “ambiente de trabajo hostil” contra la escuela.

EDUCACION: Director escolar tomó las riendas y transformó a la Escuela Intermedia Spurgeon de Santa Ana

| Imprime | Envía
OC REGISTER

SANTA ANA – Durante años la Escuela Intermedia Spurgeon en Santa Ana había tenido una mala reputación como un complejo educativo plagado de pandillas.

Se encuentra en un código postal donde la mayoría de los residentes no tienen un diploma de la preparatoria, según muestra el censo de los Estados Unidos. La escuela, la cual matricula a cerca de mil estudiantes, también ha tenido de manera constante una de las calificaciones más bajas en pruebas estatales en el Distrito Escolar Unificado de Santa Ana.

En el 2013, los problemas llegaron a su punto máximo.

Más de 30 maestros y empleados clasificados presentaron una queja de “ambiente de trabajo hostil” alegando que los estudiantes abordaban físicamente a los maestros, le daban la vuelta a los escritorios y fumaban marihuana en el salón de clase.

Uno de los maestros describió a la escuela como algo tomado del libro “El señor de las moscas” (que trata de un grupo de niños atrapados en una isla y que buscan gobernarse a sí mismos con resultados desastrosos).

Pero Todd Irving, quien recientemente culminó su segundo año como director, recuerda haber visto al problemático complejo educativo de otra manera. “Es la escuela perfecta para mí”.

Irving cuenta con un largo historial de transformar a escuelas problemáticas, y se presentó a su empleo en Spurgeon con el mismo entusiasmo.

Ahora, los maestros se sienten en control de sus salones de clase, los niños llegan a clase a tiempo y menos estudiantes están siendo arrestados.

Para Irving, de 51 años, seis pies y una pulgada de estatura y antiguo jugador de basquetbol en la universidad, todo lo que Spurgeon necesitaba era algo de estructura.

‘Es lo que hago’

Irving se encontraba en su oficina, trabajando como coordinador para iniciativas de igualdad y diversidad para el Departamento de Educación del Condado de Orange, cuando leyó sobre los problemas de Spurgeon en un artículo del periódico Orange County Register.

Y el inmediatamente pensó, “esa es mi escuela”, dijo.

Poco después que se difundieran las noticias de la queja, el distrito publicó una oferta de trabajo para el puesto de director en una escuela intermedia, pero el nombre de la misma no fue revelado. Irving decidió probar su suerte y solicitó el puesto. Él investigó a Spurgeon y creó un plan para los primeros 90 días si era contratado.

Él fue sometido a una serie de entrevistas, y de manera interesante, el nombre de la escuela nunca fue mencionado.

Pero Irving pensó que si era Spurgeon, él lograría lo que había hecho con otras escuelas que tenían las posibilidades en su contra.

“Es lo que hago”, dijo.

Él tenía solamente 33 años cuando fue designado para liderar a la Escuela Preparatoria Centennial durante la toma de control del Distrito Escolar Unificado de Compton.

Él tuvo puestos administrativos en Long Beach, como director en la Escuela Preparatoria East Palo Alto - una ciudad que a principios de la década de los 90s era conocida por su alta tasa de asesinatos.

Él también lideró a la Preparatoria Morse por tres años en San Diego, donde fue reconocido por dar tutoría a estudiantes con dificultades.

Y también pasó un año en Los Angeles a la cabeza de la Preparatoria de Artes Manuales antes de iniciar sus labores en el Condado de Orange.

‘Hay que vivir para dirigir’

Irving creció entre las Calles 14th y Warren en Long Beach, un área que él describió como la parte peligrosa de la ciudad. Él ha visto a sus padres enfrentar dificultades. Su papá trabajó como podador de árboles para la ciudad de Long Beach y su mamá tenía dos empleos para pagar su escuela primaria privada. Él ha visto a sus tíos tras las rejas.

Como lo dice Irving, “tienes que vivir para dirigir”.

“Sé lo que se siente cuando la gente dice que no lo vas a lograr”.

Él se dedicó a la educación para ser, como él lo dice, “un maestro de educación física para toda la vida” y ser entrenador de basquetbol en su alma mater, la Preparatoria Poly en Long Beach.

Pero un director vio potencial de liderazgo en él y le preguntó si estaba interesado en eventualmente convertirse en administrador.

“Todo lo que haces como maestro o entrenador es lo mismo. Ayudas a la gente, tienes un plan de juego, lo implementadas, les brindas tu apoyo”, dijo. “Cuando era maestro controlaba la clase. Como director tienes un impacto en toda la escuela”.

Al igual que ese administrador vio potencial en él, Irving de un futuro brillante para la juventud de Santa Ana.

“Solo porque eres de Santa Ana, porque estás en este código postal que es considerado muy pobre. Tienes muchas cosas buenas a tu favor”, les dice Irving a sus estudiantes. “De hecho, todas las adversidades que han superado en su vida son una gran ventaja”.

“El cielo es el límite”.

Educando de manera distinta

En una mañana reciente, dos estudiantes se encuentran sentados en la oficina de Irving. Él les habla sobre el fracaso y apunta hacia la parte superior de un mostrador donde tiene una lata de spray WD-40 y una botella limpiadora de Fórmula 409.

Irving les cuenta la historia de esos productos - como le tomó a la compañía de químicos Rocket y a su personal de tres personas, 40 intentos para desarrollar la fórmula correcta de desplazamiento de agua. ¿La botella de Fórmula 409? Su nombre es un tributo a los dos científicos de Detroit que tuvieron la determinación de crear el mejor limpiador destructor de suciedad. No fue sino hasta la prueba número 409 que lo hicieron correctamente.

“Si estos tipos se hubieran dado por vencidos, tendríamos muchas puertas sin poder abrir y mucha suciedad por todas partes”, bromea Irving.

Pero hablando seriamente, Irving dijo que el concepto hace pensar sobre cómo “necesitamos educar de manera diferente”.

“Debemos darles a los niños la oportunidad de fallar, tratar de nuevo, fallar, tratar de nuevo - porque aprendes más cuando fracasas”, dijo.

“Si reprueban un examen la primera vez, dejen que lo tomen de nuevo. Déjenlos tratar nuevamente. Tengan una conversación al respecto. Déjenlos experimentar”, dijo.

Para Steve Bayouk, maestro de matemáticas y estudios sociales, escuchar a Irving decir eso hace que la enseñanza sea más emocionante.

Bayouk fue uno de los 36 maestros que firmaron la queja de un ambiente de trabajo hostil.

Ahora, él encabeza el esfuerzo para implementar el Aprendizaje Basado en Proyectos del complejo educativo - un método de enseñanza en el cual los estudiantes trabajan en proyectos que requieren pensamiento crítico para resolver problemas. El plan es crear un programa piloto para los estudiantes de sexto año el próximo ciclo escolar.

“Una de las cosas que el señor Irving quiere asegurarse que nosotros entendamos como maestros, es que tenemos mucho poder - mucho poder para bien, poder para cambiar las cosas”, comentó Bayouk. “Como maestros líderes, él nos ve como las personas a las que los maestros escuchan”.

La subdirectora Meg Lloyd dijo que la clave es contar con un liderazgo fuerte y visible, de una manera no punitiva. Spurgeon ahora se enfoca en lo que los niños pueden hacer, agregó.

Spurgeon ahora cuenta con procedimientos que permiten clubes, actividades y asambleas de premios que contribuyen a “una cultura positiva donde los niños son incluidos”, dijo.

“Los niños están felices”, comentó.

Creando una cultura diferente

Hace dos años, Andrea Sánchez, estudiante de octavo año, no iba al baño por sí sola. Algunas personas la seguían, dijo, y a menudo veía a niños dentro del baño de las niñas. Ella odiaba la escuela.

“Había intimidación escolar por todas partes. Me empujaban. Me gritaban. Me decían que era fea”, dijo Sánchez, de 13 años.

Sánchez ahora es parte de la Asociación Estudiantil, representando a la escuela con posters de “zonas de seguridad” a través del complejo educativo que ahora ofrece numerosos clubes sociales.

La Escuela Spurgeon no ofrecía clubes antes. Ahora, los estudiantes involucrados en el Club de Justicia Social están solicitando un curso de estudios étnicos. Los estudiantes aprenden sobre la aceptación a través del Club de Arcoíris y Guerreros, el cual concientiza sobre temas LGBT. Spurgeon también es una escuela piloto para el programa de justicia restaurativa como una alternativa a la suspensión.

“Creo que cuando tratas a todos con respeto, creas una cultura diferente”, dijo Irving.

Ese enfoque parece estar funcionando. Hasta ahora, los arrestos estudiantiles se han reducido en más de la mitad desde alcanzar los 44 en el ciclo escolar 2012-13, de acuerdo al distrito.

Irving dijo que han estado trabajando para que los padres se sientan bien en llevar a sus hijos a Spurgeon. La escuela ahora ofrece clases de computación y GED y noches de pizzas con el director. Todo es anunciado en un folleto.

Para Irving, es como un trabajo de relaciones públicas.

Aun así, él señaló que un tiroteo cercano reciente y otras actividades policiales fuera de la escuela contribuyen a la percepción de Spurgeon.

“Cambiamos la percepción cada día, presentándolo como un lugar seguro”, dijo. “No controlo lo que sucede en la comunidad, pero controlo lo que pasa en este complejo educativo”.

Pero dijo que no ha transformado por sí solo a la escuela.

“Llegué aquí y ayudé”, señaló. “Tenemos buenos maestros. Tenemos buenos estudiantes. Era sólo una cuestión de crear un sistema y estructura para que fueran exitosos”.


Ver archivos de 'News' »
 


Ofertas
Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18