Bienvenidos
Buscar:
(Alexandre Meneghini/AP)
Unos simpatizantes de Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Instutucional (PRI), celebran el triunfo de su candidato a la presidencia, el domingo pasado en Ciudad de México.

Guste o no, ¡el PRI por otros 6!

| Imprime | Envía
Reportera de Excélsior

Después de un paréntesis de 12 años, el PRI ha vuelto y, de manera contundente.

Mientras que el pueblo mexicano esté sumamente dividido casi por la mitad acerca de la realidad de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), estará de nuevo en el poder a partir de diciembre, Myrna Del Río, que reside en Chino pero actualmente está en Acapulco visitando a unos familiares, prefirió enfocarse en el comportamiento de los mexicanos en estas elecciones que según ella, fue de admirarse.

“Yo estoy contenta pues sobre todo por el resultado del pueblo mexicano, ellos son los que dieron realmente una lección de civismo de alto nivel, porque se comportaron en par y en gran cantidad fueron a votar, había un ambiente acá de mucho animo por votar, por participar, y el resultado fue un gran numero de votantes…ahora de que haya regresado el PRI, pues es lo que el pueblo decidió, y a final de cuentas el pueblo es el más sabio”, dijo Del Río.

“Estamos a la espera de que realmente la estructura que ellos tienen que es una gran estructura (el PRI), es una estructura ya favorable para el nuevo pueblo, exigente que está ahora México, es un pueblo más preparado y exigente…ahora le van a tener que dar al pueblo lo que el pueblo exige, tienen que ponerse todos los partidos de acuerdo para gobernar…y nosotros en el extranjero seguirlos apoyando porque van a venir momentos muy buenos para México en el sentido de que nosotros allá también hemos hecho nuestra labor por muchísimos años para apoyarlos a ellos con lo que ellos han necesitado…creo que vamos en un buen camino, no porque sea el PRI, es porque viene el momento de que el pueblo ya empezó a gobernar a los partidos, no los partidos (al pueblo)”, agregó la mexicana de 53 años.

Sin embargo, hubo bastantes mexicanos que no se detuvieron en expresar sus frustraciones por este resultado, como lo son algunos inmigrantes mexicanos en Estados Unidos, quienes dicen estar conmocionados porque el PRI, que en gran medida, los llevó a irse de su tierra natal, regresó al poder.

“Creo que la mayoría de los inmigrantes huyeron de México por culpa del PRI y todavía tienen la imagen de un PRI que fue corrupto y asesino”, dijo Guadalupe Sandoval, universitaria, de 18 años, residente de San Diego que siguió la elección de cerca. “Definitivamente estoy sorprendida”.

Sandoval dijo que su familia habría considerado regresar a México si el principal rival de Peña Nieto, el candidato de la izquierda Andrés Manuel López Obrador, ganaba. La familia de Sandoval se fue de México un año antes de que acabaran los 71 años de régimen priísta en el año 2000. La inmigración indocumentada ha disminuido desde entonces debido a los operativos en la frontera tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y la desaceleración económica en Estados Unidos.

Aunque Del Río no criticó abiertamente al PRI como lo hizo Sandoval, si expresó reservaciones por los partidos, en general, en su país.

“El PRI y cualquier otro partido tienen mucho de bueno y mucho de malo…se cambian de un lado a otro, de un bando a otro…buenos y malos hay en todos los partidos, nos tenemos que unir, como mexicanos, no por partidos, ya ahora realmente los partidos aprendieron una gran lección”, dijo Del Río acerca del controvertido triunfo del PRI.

También optó por decir que Enrique Peña Nieto ganó por la confianza que le tuvo el pueblo mexicano, sin embargo, eso no significa que lo estará siguiendo a ciegas y sin exigencias.

“El mandatario entendió el mensaje del pueblo, el pueblo le dijo ‘va pa'lante porque creemos que tiene las capacidades pero lo estamos de aquí viendo…con los ojos bien abiertos y con el grito bien pegado' y no se van a quedar callados, ninguno”, aseguró Del Río.

“Una cosa es que te convenzan, o sea que te digan que van a y te prometen, y otra cosa que te cumplan, entonces vamos a ver, vamos a ver, el pueblo ya no se va a dejar, y el pueblo empieza a exigir, no a pedir, a exigir, y gracias a Dios en México se levantó una fuerza muy poderosa que es la de los jóvenes, por fin los jóvenes después de 40 años hablaron…y pesa mucho su opinión. Que se cuiden los viejos dinosaurios y corruptos, porque vienen unos jóvenes muy preparados, y unidos sobre todo…están unidos en una exigencia para un mejor futuro para este país, esa es una fuerza que hay que tener muy, muy, ¡muy bien observada!”, puntualizó Del Río.

Resultados preliminares del Instituto Federal Electoral (IFE) dados a conocer el lunes de esta semana muestran que sólo un pequeño porcentaje de los 40,000 expatriados mexicanos votaron el domingo pasado por el presidente electo Peña Nieto.

Más de 40,000 mexicanos votaron desde 91 países para las elecciones del 1 de julio. Los emigrantes mexicanos se ganaron el derecho de votar desde el exterior en 2006.

La mayoría de ellos votó por Josefina Vázquez Mota, del Partido Acción Nacional (PAN), el mismo del presidente de México Felipe Calderón, que recibió 17,169 votos enviados desde el extranjero, de acuerdo con resultados preliminares del IFE difundidos el lunes de esta semana. López Obrador obtuvo 15,878 votos y Peña Nieto apenas 6,359.

A pesar de que Del Río forma parte del voto extranjero, que según los números no favorecieron al partido de Peña Nieto, atribuyó su triunfo como uno que el pueblo, en su mayoría, quiso, gústele o no a la gente.

“Como dicen acá ‘vamos por el mono', o sea no van por el partido, van por quien les parece que tiene la capacidad, la mayor capacidad, para entender lo que el pueblo quiere…o sea no votaron por el partido…en varios partidos hay diferentes personas que tienen capacidades que son necesarias para gobernar al país, ningún partido tiene a todos los elementos necesarios para gobernar al país, en cada partidos hay elementos que a la gente le gusta…es el país, no es el mono, el mono está puesto por el país, por la gente, aunque les dijeron que esto y que lo otro, ellos consideraron que esa era la persona que tenía que estar (refiriéndose a Peña Nieto), realmente, ninguno se presentó como el mejor, buscaron lo mejor de lo que había, así que vamos bien, vamos bien, pero quien manda aquí es el pueblo, no un gobernante, ni un partido, los partidos y los gobernantes perdieron fuerza”, afirmó Del Río.

Peña Nieto inmediatamente puso manos a la obra para calmar los reclamos de que el viejo PRI estaba de regreso, al decir en su discurso de victoria: “Somos una nueva generación. No hay regreso al pasado”.

Habló de seguridad, comercio e infraestructura, pero no trajo a colación el tradicional tema mexicano de una reforma migratoria en Estados Unidos para ayudar a 12 millones de mexicanos que viven aquí.

Peña Nieto dijo que quiere “construir una relación que permita la integración productiva con América del Norte”.

También prometió frenar la violencia por el narcotráfico.

Del Río no se mostró tan desconfiada de Peña Nieto como otros, mejor optando por mantenerse positiva acerca del que será el nuevo mandatario de México, especialmente sobre su reacción ante las manifestaciones de los jóvenes contra su partido y su persona.

“De Peña Nieto (espero) que sea un buen líder, un buen líder que escuche al pueblo, a él precisamente más le exigieron durante estas votaciones, y más lo atacaron durante estas votaciones, antes de la votación fue al que se le levantó la juventud y le dijeron lo que querían, y realmente lo primero que hizo, fue reconocer a esa juventud en su primer discurso, eso es importantísimo, importantísimo de un líder…lo primero que hizo fue aceptar que había una demanda de esos jóvenes…porque los jóvenes van a marcar lo de siempre, el futuro, así que eso es muy importante, muy, muy importante, eso fue lo primerito que a mi más me gustó de esta situación, y de este nuevo presidente, que cuando tome el mando va a tener muy en cuenta esas exigencias”, dijo Del Río.

También mantiene una perspectiva optimista para su país natal, pese a todo.

“Yo creo que México va a ir bien, con más fuerza, yo si creo que México va a salir mejor librado que muchos otros países de los problemas que hay mundialmente por la gente, porque la gente está buscando las soluciones ellos, no se están confiando, aunque voten, no se están confiando del todo en un partido o en ninguna persona, la gente tiene una fuerza impresionante, pero impresionante de sobrevivencia, y del trabajo, y de unión, rápido se une la gente…el pueblo se está uniendo y eso es un mensaje muy claro para los partidos”, concluyó Del Río.

Julie Watson, reportera de The Associated Press, contribuyó a esta nota.


Ver archivos de 'Portada' »
 


Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18
ADVERTISEMENT 
ADVERTISEMENT