Bienvenidos
Buscar:
ARCHIVO
Alrededor de 713,300 inmigrantes han recibido la normalización temporal de DACA de manos del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos a razón de diciembre del 2015

Beneficiarios de DACA temen que Trump derogará este beneficio

| Imprime | Envía
laprensaca.com

Iveth Díaz, quien de niña se mudó a los Estados Unidos con su familia desde México, sabe que su situación en este país es frágil.

Durante los últimos cuatro años, Díaz, de 25 años, ha sido capaz de trabajar y estudiar en los Estados Unidos legalmente a través de la acción ejecutiva de inmigración del Presidente Barack Obama.

Sin embargo, recientemente un número de inmigrantes indocumentados como Díaz, quien trabajaba como coordinadora para la Oficina de Estudios Graduados de Cal State San Bernardino, tuvieron que dejar sus empleos cuando el gobierno no renovó sus solicitudes de trabajo a tiempo.

El retraso fue culpado en dificultades técnicas, pero para Díaz y otros, fue un recordatorio de la naturaleza temporal de este programa.

El presidente electo Donald Trump, ha dicho que derogara al programa de Obama, conocido como Acción Diferida para los Llegados Durante la Niñez, o DACA por sus siglas en inglés.

El tener que empezar de nuevo parece incomprensible para Díaz.

“Empiezas sin tener nada. Luego tienes la posibilidad de lograr algo. Que te quiten eso y tener que empezar desde cero”, comentó, “es como una montaña rusa emocional”.

Más de 700,000 beneficiados

Alrededor de 713,300 inmigrantes han recibido la normalización temporal de DACA de manos del Servicio de Inmigración y Ciudadanía a razón de diciembre del 2015, de acuerdo al Instituto de Política de Migración, una organizaciónsin fines de lucro en Washington D.C.

Los receptores de DACA son en gran parte originarios de México, El Salvador, Guatemala, y Honduras. Muchos de ellos viven en California.

La designación está disponible solamente para inmigrantes indocumentados que llegaron a los Estados Unidos antes de los 16 años. DACA provee una autorización de trabajo, la habilidad de solicitar un número de seguro social, y protección temporal a la deportación. El estatus de DACA debe ser renovado cada dos años.

Los que abogan contra la inmigración ilegal se oponen a la acción ejecutiva.

“Creemos que debe acabar”, comentó Ira Mehlman, portavoz para la Federación para la Reforma de Inmigración Estadounidense, un grupo con sede en Washington D.C. que aboga para poner fin a la inmigración ilegal.

Para Mehlman, el programa es una forma de amnistía porque “permite que la gente que se encuentra ilegalmente permanezca sin ninguna consecuencia”.

Tulvio Durand, quien votó por Trump, dijo que no cree que la gente que se encuentra aquí legalmente debe de recibir cualquier tipo de preferencia.

“No es justo”, dijo Durand, residente de Anza, una comunidad no incorporada en el suroeste del Condado de Riverside. Los beneficios no deben de ser extendidos a inmigrantes indocumentados cuando hay personas “esperando en línea legalmente que ni siquiera han sido consideradas”, agregó.

¿En la mira?

Para los inmigrantes indocumentados, poner fin al programa afectaría cada aspecto de sus vidas aquí - desde sus permisos para trabajar hasta la posibilidad de ser deportados.

Ellos también temen que información personal que compartieron con el gobierno al solicitar formar parte de DACA podría ser usada en su contra en potenciales redadas.

Ya que el programa requiere que los inmigrantes revelen datos personales, ellos temen ser blanco fácil para la deportación, comentó Luz Gallegos, del Centro Legal TODEC.

Trump será inaugurado como presidente el 20 de enero de 2017 y hasta ese entonces, DACA permanecerá en vigor y las solicitudes seguirán siendo procesadas.

Aquellos que reciban o soliciten ser parte del programa no necesariamente serán puestos en la mira para la deportación, pero nadie sabe en realidad, comentó José Magaña-Salgado, abogado del Centro de Recursos Legales para los Inmigrantes.

Magaña-Salgado dijo que programas administrativos como este nunca han sido usados para “deportaciones en masa” en el pasado, y que sería extremadamente costoso para el gobierno tratar de deportar a todos los receptores de DACA.

“Sin embargo, Trump es más impredecible que los presidentes del pasado, así que en realidad no sabemos qué esperar”, dijo.

Magaña-Salgado aconsejó a aquellos que aún no han solicitado ser parte del programa DACA que ahora lo piensen dos veces.

Llenar la solicitud y pagar las tarifas, “podría no tener beneficio alguno y exponerlos al Departamento de Seguridad Nacional”, dijo.

Continúa en la lucha

La solicitud de trabajo de Díaz recientemente fue procesada y ahora espera recibir de nuevo su trabajo en la universidad, donde obtuvo su licenciatura en sociología.

“Lo que hemos logrado se debe a nuestros esfuerzos, nuestro sacrificio”, dijo Díaz, quien este año obtuvo una maestría en educación superior de la Universidad de Redlands. “Esto no es algo que vayamos a ceder fácilmente”, comentó.

“Creo que nos hemos vuelto muy silenciosos y muy sumisos al punto de que simplemente tomamos lo que se nos da. Esta elección ha mostrado el poder de no ser lo suficientemente expresivos”.


Ver archivos de 'Portada' »
 


Ofertas
Empleos
Clasificados
Autos
Bienes raíces
El tiempo
Tráfico
MX Lotería
NWS Santa Ana - Partly Cloudy
65.0°F
Partly Cloudy and 65.0°F
Winds South at 8.1 MPH (7 KT)
Last Update: 2013-12-12 12:20:18